Uno de los elementos principales del Taller de Carrocería, es la cabina de pintura. Es un paso por el que todos los vehículos deben de pasar en un Taller de Chapa y Pintura, para la aplicación y secado, de la pintura o el barniz. Si el flujo del taller no está optimizado, este paso obligado puede provocar un “cuello de botella” que debemos de evitar. Para lograr mejorar el flujo de coches en el taller, deberemos de conocer un KPI de los más importantes en el Taller de Carrocería: El Ciclo de Cabina.
Leer más